Los Santos nos acompañan en verano: San Bernardo

20 de agosto: SAN BERNARDO (1091-1153)

Bernardo de Claraval, místico del cister francés, hombre de Dios que vivió momentos históricos decisivos y en ellos se orientó con gran sabiduría y paz.

Intuyó que el amor es la clave de toda vida monástica:   “Feliz aquel que por amor padece por el Hijo de Dios todo lo que padece, de modo que falte en su corazón la queja y esté en su boca la acción de gracias y la voz de la alabanza”.  

En sus libros, y sobre todo en su vida, María ocupa el centro de la vida cristiana, es estrella del mar que conduce a Cristo.

Bernardo sigue ofreciéndonos hoy la riqueza de sus numerosos escritos, su testimonio de paz y de unidad, y sobre todo su amor a María.

LAS SEMILLAS DE SANTIDAD SEMBRADAS AYER FLORECEN HOY 

Para mí Cristo es amor para amar, amar para ser amado,
camino para ser recorrido, verdad para ser dada, 
luz para ser encendida, vida para ser vivida,
amor digno de ser amado,
fuerza para entregarse en servicio a los pobres.  
Madre Teresa de Calcuta
Posts relacionados